BIENVENID@

A tod@s las madres, padres, enfermer@s o estudiantes de enfermería y gente en general preocupad@s por dar los mejores cuidados a l@s más pequeñ@s.
Espero que la información proporcionada os guste y sea de utilidad.

viernes, 20 de enero de 2012

CARACTERÍSTICAS DEL BEBÉ
Un recién nacido de promedio mide cerca de 50,8 cms. y pesa alrededor de 3,175 Kgs. En el momento del nacimiento, el 95% pesa entre 2,200 y 4 Kgs, y mide entre 45,7 y 55,8 centímetros. El tamaño en el momento de nacer está relacionado con factores tales como, raza, sexo, talla de los padres, nutrición y salud de la madre; los varones tienden a ser un poco mas altos y pesados que las mujeres y es posible que un primogénito pese menos en el momento del nacimiento que los que nazcan después. El tamaño en el momento del nacimiento se halla relacionado con el tamaño durante la infancia. Durante los primeros días los neonatos pierden el 10% del peso del cuerpo, primordialmente debido a la pérdida de fluidos. Este se recupera alrededor del 8° a 10° día de vida.
La cabeza puede ser alargada y deforme debido al moldeamiento durante su paso por la pelvis de la madre. Este moldeamiento temporal fue posible debido a que los huesos del cráneo del bebé no están fusionados todavía y no lo estarán totalmente hasta los 18 meses.

Los recién nacidos son bastantes pálidos, incluso los bebes de raza negra, que más tarde serán más oscuros, tienen un aspecto rosáceo debido a la delgada piel que escasamente les cubre la sangre que fluye a través de los diminutos capilares. La vernix caseosa, cubierta grasa que protege a los recién nacidos contra las infecciones, se seca en algunos días. Algunos neonatos son muy velludos, pero en pocos días el lanugo, la pelusa prenatal, se cae.
Antes del nacimiento, la circulación de la sangre , la respiración, la alimentación, la eliminación y la termorregulación del feto se llevan a cabo a través de su conexión con el cuerpo de la madre. Después del nacimiento, deben llevar a cabo todas estas funciones por sí mismos, transición a la vida extrauterina. El latido del corazón del neonato es aún acelerado e irregular y la presión sanguínea no se estabiliza hasta el décimo día. La mayoría empieza a respirar tan pronto como nacen, un bebe que no empieza a respirar dos minutos después del nacimiento, necesitará ayuda, si la respiración no ha empezado más o menos a los cinco minutos después del nacimiento, puede haber algún grado daño cerebral debido a la anoxia o falta de oxígeno.
Tienen un fuerte reflejo de succión. Pasan la mayor parte durmiendo, pero despiertan con hambre cada 2 a 3 horas.
El meconio (heces viscosas de color verde negruzco) se excreta aproximadamente durante los primeros dos días del nacimiento, las heces de los lactantes pueden ser amarillo-verdosas y con grumos, siendo normal hasta una deposición por toma en el  caso de lactancia materna.
La orina las primeras 24 horas, los primeros días puede ser algo anaranjada.
Tres o cuatro días después del nacimiento, especialmente en prematuros, pueden desarrollar ictericia fisiológica,  la piel y córnea se ven amarillos por la inmadurez del hígado y la destrucción del exceso de hematíes. Normalmente no es seria, no tiene efectos a largo plazo y generalmente se trata colocando al bebe bajo luces fluorescentes.

En el curso normal del desarrollo neurológico, los reflejos primitivos (estimulan la supervivencia y ofrecen protección) desaparecen durante el primer año de vida, más o menos: el reflejo de Moro o de sobresalto, desaparece a los dos o tres meses y el de hociquear el pezón aproximadamente a los nueve meses. Debido a que la subcorteza que controla los reflejos primitivos se desarrolla y da paso al control voluntario de la conducta; ya que hay un momento preestablecido para que éstos reflejos desaparezcan , su ausencia o presencia en los primeros meses de vida es una guía para evaluar el desarrollo neurológico. Reflejos protectores tales como el parpadeo, el bostezo, la tos, la provocación de nausea, el estornudo y el reflejo de la pupila, no desaparecen.


Puede haber aumento de tamaño mamario en niños y niñas o una pseudo mestruación en niñas, totalmente normal debido a los resto de hormonas maternas los primeros días.

Hipo, estornudos, bostezos, regurgitaciones ocasionales, esfuerzo al hacer las deposiciones (siempre que sean blandas), temblor en la barbilla o los labios,  “temblores” de los brazos y las piernas cuando llora que ceden al tocar (tremulaciones), sobresalto ante los ruidos con una breve rigidez del cuerpo (reflejo de Moro) y leve congestión de las fosas nasales en los climas secos también son normales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario