BIENVENID@

A tod@s las madres, padres, enfermer@s o estudiantes de enfermería y gente en general preocupad@s por dar los mejores cuidados a l@s más pequeñ@s.
Espero que la información proporcionada os guste y sea de utilidad.

sábado, 7 de abril de 2012









Me lo ha pasado una compañera:

Palabras de un bebe Prematuro a sus papis!! 

Queridos papás:

Para todos soy un prematuro porque nací antes de tiempo.

Prematuro…. como si fuera algo malo!
Muchos me miran con aprensión, otros con pena y compasión y algunos hasta con curiosidad.
Pero yo quisiera decirles a ustedes, mis papás, que por favor me miren como a un hijo.
No teman hacerlo!
Nacer antes de tiempo no es culpa de nadie y para querer y ser querido no se necesita ser grande.
Es cierto que me falta ser más maduro y hasta entonces necesito de los demás, especialmente de mis médicos y enfermeras, pero a ustedes, a mis papás, puedo verlos y sentirlos.

Necesito mucho de su cariño, como estoy seguro de que ustedes también necesitan del mío. ¿Por qué no pensar entonces que somos afortunados en poder vernos antes?

Es bueno nacer ya grande, es cierto, pero si igual estamos juntos no es tan malo pesar un poco menos y ser un bebé prematuro.
Ustedes son tal cual yo los imaginaba y yo diría que quizás aún mejor y cuando me miran y sonríen me están diciendo que lo mismo piensan de mí. Y eso lo siento.
A veces los veo apenados por no poder abrazarme y alzarme, sin embargo por mi pequeño tamaño una caricia de ustedes me colma de amor. Sépanlo!



Desde mi incubadora veo a todos inmensos, imponentes en sus uniformes, cuidándome todo el tiempo, pero cuando llegan ustedes sólo veo sus ojos y ese es un momento de mucha felicidad para mi.

Y cuando me miran me siento igual que antes cuando aún no había nacido porque con su sonrisa me siento protegido y por sobre todas las cosas querido.
No dejen de mirarme, yo más que los veo, los siento, porque no solamente se puede ver con los ojos.
Queridos papás: Soy su hijo. El mismo que ustedes concibieron.
Quizás no el que ustedes imaginaron o desearon, ni tampoco el que hubieran querido tener cuando me vieron por primera vez, pero no importa!, yo les doy una nueva oportunidad. Ustedes ya me la están dando a mí.
Les doy todas las oportunidades y el tiempo que necesiten para reponerse del susto, para asumir los problemas que he provocado y para reorganizar nuestra casa,
Por tres simples razones: Yo los quiero, los necesito y somos una familia.




Dr. Miguel Larguia Jefe de Neonatologia de la Maternidad Sarda

No hay comentarios:

Publicar un comentario